Cómo dejar nuestra piscina lista para la temporada de calor

Queda poco de invierno y se asoma la primavera, se aproxima el tiempo de calor en que usaremos  nuestra piscina y surge la necesidad de dejarla en condiciones para poder disfrutarla en familia al máximo.

Debemos recordar que la mayoría de los dueños de piscina (cerca de un 85%) utilizan la misma agua del periodo anterior, en vez vaciar la piscina y llenarla de nuevo, por esto es de mucha importancia el mantener esta agua en buenas condiciones, para gozar de un baño cómodo y seguro.

Si esta agua es tratada apropiadamente, podemos llegar a reutilizar la misma hasta 5 veranos seguidos. Todo va a depender del cuidado que hayamos prestado, el tratamiento que hayamos implementado en el agua, el entorno y las temperaturas a las que se haya expuesto la piscina de fibra de vidrio...sin dejar de lado la procedencia del agua; no es lo mismo que proceda de pozo o sea agua de la llave, por ejemplo.

La saturación del ácido isocianúrico existente en la nuestra piscina, es el dato básico para determinar si debemos o no continuar reutilizando el agua. Si los niveles superan los 75 ppm, deberemos cambiar el agua de nuestra piscina. En oportunidades, también es aconsejable el vaciar parcialmente el agua, aunque no alcancemos los niveles citados.

Este vaciado parcial nos permitirá agregar agua fresca en el casco de la piscina, lo que equilibrará los niveles y contaremos con agua más limpia.

Antes de empezar a dejar nuestra piscina de fibra de vidrio en condiciones, es importante realizar una limpieza profunda antes del arranque, debiendo comprobar el buen estado general de la piscina.

Por una parte, debemos observar si la estructura de la piscina está en buen estado, revisar que no hayan grietas o roturas, en caso de haberlas aplicar el parche correspondiente.

Corresponde también revisar los accesorios necesarios para su funcionamiento, verificar el buen estado del resumidero, skimmers, focos, bombas, filtro, etc.